¡No omitas el día de piernas!

¡No omitas el día de piernas!

¡No omitas el día de piernas!

Todos sabemos que el reto de los hombres al entrar al gimnasio es conseguir un abdomen marcado y sobre todo engrosar la parte superior del cuerpo, pero, tanto para los principiantes como para las personas que van frecuentemente al gimnasio.

Todos sabemos que el reto de los hombres al entrar al gimnasio es conseguir un abdomen marcado y sobre todo engrosar la parte superior del cuerpo, pero, tanto para los principiantes como para las personas que van frecuentemente al gimnasio es importante que combinen su rutina de ejercicio con entrenamiento de piernas al menos una vez a la semana. Más allá de lo estético y de tener un cuerpo desproporcionado, es necesario fortalecerlas.
El gran error de la mayoría es pensar que el entrenamiento de piernas no es indispensable. Por desconocimiento, descuido, pereza o falta de tiempo, esta parte del cuerpo queda relegada. Ejercicios como correr, bailar y montar bicicleta nos ayudan a perder peso de forma rápida, pero con eso las piernas no tienen suficiente.

Las piernas están presentes en muchas de nuestras rutinas deportivas y mantenerlas fuertes nos ayudará al practicar otras actividades. Hay que valorar las posibilidades de nuestro cuerpo como un conjunto teniendo en cuenta que cuando mejoramos una parte también estamos beneficiando el resto.

Si bien es cierto, entrenar piernas es el ejercicio más difícil y agotador de todos, cumplimos con el último aliento la serie de sentadillas, salimos del gimnasio con las piernas temblorosas y como si eso fuera poco, el dolor que provoca al día siguiente del entrenamiento nos impide movernos como de costumbre.

¡Ganar músculo en las piernas te ayudará a ganar músculo en el resto del cuerpo!

Trabajarlas requiere un esfuerzo que además repercute de forma directa en la musculación de otras zonas como glúteos o abdomen, ayudándote a perder peso. Debemos tener en cuenta que los músculos más grandes del cuerpo se encuentran en las extremidades inferiores y cuando esa parte se ejercita las fibras musculares se rompen y nuestro cuerpo las reconstruye haciéndolas más grandes.
En todos los gimnasios existen máquinas para trabajar piernas, pero también puedes entrenar desde tu casa.
Las sentadillas son el ejercicio más básico que te ayudará a incrementar el tono muscular de las piernas, tonificarlas y fortalecerlas. Existen muchas variantes del ejercicio, puedes hacer sentadillas con mancuernas, barras, saltando o simplemente arrimándote contra la pared. Otro ejercicio que puedes realizar es recostarte sobre el piso, utilizar una silla, colocar los pies en el borde y levantar tu cuerpo, de esta manera trabajarás muslos y glúteos.
Otra opción es realizar desplazamientos utilizando pesas, es decir, dar pasos largos y dejar caer tu cuerpo hacia adelante, manteniendo la espalda recta y la mirada hacia el frente.

Las sentadillas son difíciles y se requiere tiempo para aprender a hacerlas correctamente. Si no haces bien el movimiento, arqueas la espalda e intentas levantar demasiado peso, te puedes lesionar los lumbares o las rodillas.

Al igual que el resto de los entrenamientos estos deben comenzarse de forma suave, avanzando de forma progresiva y concentrados en realizar correctamente todos los movimientos para que nuestras articulaciones no se vean afectadas.

Escribe un comentario

Has decidido dejar un comentario! Muy bién. Solo llena los campos solicitados y presiona enviar. Recuerda que tu comentario será revisado antes de ser publicado.